lunes, 11 de febrero de 2008

Muchos escriben fanfics, pero aquí les presento lo que llamo “micro-fanfics” de mi autoría sobre el videojuego Silent Hill. En realidad, el término fanfic es relativo, ya que en lugar de narrar una historia alterna describo dos sucesos en el juego desde la perspectiva del protagonista, es decir, lo que podía haber estado pensado Harry Mason. Disfrútenlos.

Lisa Garland

“...La puerta está vez abrió. Como siempre, era el medio el mismo, óxido y oscuridad que al contacto solo hieden; aunque algo extraño brilló en lo profundo del cuarto aledaño al subsótano. Lentamente cauteloso de la luz; al norte, casi a la altura de mis ojos, avanzando encontré una estrella de metal. Era creo yo el sello de Salomón en plomo. Ya era el segundo amuleto. Sólo así pude llamarlos hasta ahora. De todos modos, con prisa, salí rumbo cualquiera lejos del sótano, precaución previa. Sin embargo alguien pronunció mi nombre. La sorpresa me heló; aunque, claro, al verla desapareció la sensación funesta, sin borrar por supuesto su huella discordante de intriga. ¿Qué hacía allí? Era extraño. Sólo podía hacerla temerosa. Lo otro no coincidía. Eso creí. Entonces lo dijo, y cayó melancólica su mirada vuelta al instante solo en pánico. Me extendió sus brazos, lentos, desesperados y resignados. ¿Qué significaba aquello? Sus pasos me aterraban, su rostro transfiguró su conciencia, y pese a lo antes dicho y visto la empujé. No pude asirla....temí ”.

Escena de Silent Hill. Harry Mason con Lisa en el Alchemilla Hospital, Nowhere.


Cybill Bennet

“…Parecía la transmutación disforme, pero hórrida siempre a mis temblorosos pasos. Aquello cambiaba en dirección incluso en efímera lumbre. Un cuerpo en comunión crucificado se hizo a mi costado, añejo, casi perdiendo mi conciencia al punto. No era real tal cambio, era de saberse, pero el ruido metálico, émulo a las paredes y la sangre en derredor, que en mis oídos refulgía, sentenciaba cruel lo Verídico. Me pasmó entonces la visión trepidante de la carne maldecida que entre garras se aferró a mis piernas. No recuerdo más. Tras el dolor proferido de aquellas bestias, el martilleo en mi cabeza oscura, hasta hora presa inconciente se extendió entre mis venas con sus ramificaciones purulentas. He despertado y tras lo vacuo y tembloroso, lo Bello, apenas en mi viaje vislumbrado, me cegó. Mejor aún me despertó, quizás. Después de todo Ella, por fortuna, la visión primera de lo Humano era…”

Escena de Silent Hill. Harry Mason con Cybill en el Café.

No-muerto:
Daniel Guerra Caballero

1 comentarios:

Denieru-kun dijo...

MUY interesante tu estilo de narración, me imagino a una joven promesa hablando a un pequeño grupo en frente de una chimenea con esas palabras.

Por otro lado, veo que tu interés no sólo se refugia en el anime y manga, me agrada ver que te gusten otros estereotipos de arte, como es el cine y la literatura, sigue así.

Visitaré a menudo y seguiré de cerca tu blog ;)

Matta ne!

PD: Ya voté XD